La leche humana es un fluido que se adapta a los requerimientos nutricionales e inmunológicos del niño a medida que este crece y se desarrolla.
Comienza a secretarse unas horas después del parto y hasta el 3er a 4to día se llama a esa primera secreción calostro, la cual es rica en proteínas, vitaminas liposolubles (A, D, E, K), algunos minerales como sodio y zinc y betacaroteno, lo que le confiere el color amarillento, células que protegen contra los gérmenes del medio ambiente como linfocitos y macrófagos e inmunoglobulina A. La cantidad de calostro producido inicialmente es de 2-20 cc por mamada, la cual es suficiente para satisfacer las necesidades de los niños, aunque la mayoría de las madres lo considera “insuficiente” para la alimentación del recién nacido. ​

Propiedades de la leche materna

Desde el día 4 hasta 15 días después del parto, se secreta la leche de transición, la cual presenta cambios en su composición, conteniendo ahora aumento de la concentración de lactosa, grasas, vitaminas hidrosolubles y mayor aporte calórico. Cabe mencionar que entre el 4to y 6 to día post parto se produce un aumento brusco de la producción de leche (bajada de la leche) y sigue aumentando hasta alcanzar un volumen de 800 cc/día, al 15 día post parto. La composición de esta leche se modifica secretándose luego la leche madura con un mayor contenido de triglicéridos y lactosa, así como mayor aporte calórico en función de los requerimientos aumentados del niño.
​Conocer estos aspectos es esencial ya que permite entender las diferencias con respecto a la leche de vaca la cual es la más consumida en casi todo el mundo y además es la base de partida de las fórmulas lácteas para alimentación infantil, debiendo sufrir profundas modificaciones en su elaboración.

Ventajas de la alimentación al pecho.

La leche materna se digiere fácilmente, contiene los nutrientes adecuados en cada momento de la alimentación y muchas sustancias necesarias para el desarrollo del sistema inmune, enzimas para el tubo digestivo, endorfinas para la regulación del sueño, hormonas, etc.
Además, la leche materna favorece el desarrollo intelectual y facilita el establecimiento de flora bacteriana bífida que protegerá el sistema digestivo del lactante y en su vida adulta; también permite establecer un intenso vínculo afectivo entre la madre y el niño.

La OMS recomienda
«La alimentación exclusiva al pecho durante los primeros 6 meses de vida de los niños y continuar dando pecho, junto con las comidas complementarias adecuadas, hasta los 2 años de edad o más”.

​La leche materna se digiere fácilmente, contiene los nutrientes adecuados en cada momento de la alimentación y muchas sustancias necesarias para el desarrollo del sistema inmune, enzimas para el tubo digestivo, endorfinas para la regulación del sueño, hormonas, etc.
Además, la leche materna favorece el desarrollo intelectual y facilita el establecimiento de flora bacteriana bífida que protegerá el sistema digestivo del lactante y en su vida adulta; también permite establecer un intenso vínculo afectivo entre la madre y el niño.

Beneficios de la lactancia materna para el niño


Mientras están siendo amamantados, los niños estarán menos expuestos a sufrir catarros, bronquiolitis, neumonías, diarreas, otitis, meningitis, infecciones urinarias, enterocolitis necrotizante, síndrome de muerte súbita del lactante.​
También confiere protección frente a enfermedades futuras como asma bronquial, alergias, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

Beneficios de la lactancia materna para la madre.

Acelera la recuperación del útero y protege frente a la anemia post-parto.
Moviliza las grasas de reserva acumuladas durante el embarazo especialmente alrededor de muslos y nalgas, favoreciendo además la recuperación de la silueta al reducir la circunferencia de la cadera.
Facilita la relajación de la madre gracias a hormonas segregadas mientras amamanta.
Disminuye la incidencia de osteoporosis.
Disminuye el riesgo de artritis reumatoidea.
Mejora la autoestima materna.

Beneficios de la lactancia materna para la familia y la sociedad

​No genera gastos de producción, envasado ni transporte.
No contamina el medio ambiente.
Debido a la menor incidencia de enfermedades, los niños amamantados generan menos gastos en medicinas y uso de servicios de salud.
Disminuyen las pérdidas debido a ausentismo laboral de los padres.

Tips en Lactancia Materna.

Sabías que:

  • La lactancia materna es el alimento ideal para tu hijo.
  • La leche materna es distinta en los diferentes momentos de la mamada, en cuanto a su aspecto y composición.
  • La leche materna puede conservarse a temperatura ambiente durante unas horas y administrarse con seguridad y confianza al niño, sin riesgos.
  • Si ha llegado la hora de volver al trabajo, esto no es causa para suspender la leche materna al bebé.
  • Toda madre produce la leche que su hijo necesita, lo imprescindible es la succión adecuada del pecho.
  • Existen muchas posiciones para amamantar, lo aconsejable es conocerlas y adoptar la que resulte más cómoda, en beneficio del niño y la madre.​
  • Existen maneras indirectas para evaluar que el niño alimentado exclusivamente al pecho esté recibiendo una nutrición adecuada, como por ejemplo, el número de pañales que moja diariamente.