El descubrimiento del café tuvo lugar en el siglo IX en Arabia. Se cultivó por primera vez en Etiopía, de la misma forma que el té en China y el cacao en América del Sur. En el siglo XV se desarrolló la técnica de tostar y moler los granos de café y el consumo de los productos con cafeína se expandió rápidamente por todo el mundo..

COMPONENTES DEL CAFÉ

El café, químicamente se compone de agua y materia seca. La materia seca de los granos del café almendra, está constituida por minerales y por sustancias orgánicas que son los carbohidratos, lípidos, proteínas, alcaloides, como la cafeína y la trigonelina, esta última se ha asociado con la prevención de caries dental, ya que evita la adhesión de la bacteria al esmalte dental. También contiene  ácidos carboxílicos y fenólicos, y por compuestos volátiles que dan el aroma a la almendra.
La cafeína es la responsable de la mayoría de los efectos que tiene el café en los diferentes sistemas del organismo.

EFECTOS DE LA CAFEÍNA SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

  • La cafeína es un potente estimulante del sistema nervioso central, produce una activación generalizada del sistema nervioso central, posiblemente al aumentar la liberación de noradrenalina. Aumenta el estado de alerta, reduce la sensación de cansancio y fatiga, aumenta la capacidad de mantener un esfuerzo intelectual y mantiene el estado de vigilia a pesar de la privación de sueño.​
  • Debido a su efecto estimulante sobre la corteza cerebral puede ocasionar nerviosismo o ansiedad, inquietud, insomnio, temblores, hiperestesia e inclusive se puede llegar a convulsiones, en ocasiones refractarias a los agentes anticonvulsivante especialmente en personas con hipersensibilidad a las xantinas.
  • Puede causar náuseas y vómitos por estimulación del centro del vómito a nivel del bulbo.

EFECTOS CARDIOVASCULARES DEL CAFÉ

  • La cafeína estimula directamente al músculo cardíaco aumentando la fuerza de contracción y frecuencia (lo que se denomina efecto inotrópico positivo)  causando finalmente taquicardia y un aumento de la presión arterial que en personas sensibles pueden sufrir arritmias como contracciones ventriculares prematuras
  • En la circulación cerebral, tanto la cafeína como la teofilina provocan disminución del flujo sanguíneo cerebral por vasoconstricción, aliviando de esta manera la cefalea. Se piensa que la cafeína aumenta la absorción entérica de la ergotamina, la cual es un componente de los fármacos que actúan en la migraña.


EFECTOS SOBRE EL SISTEMA MUSCULO-ESQUELÉTICO

 

  • Puede mejorar la contracción del músculo esquelético, mejorando la contractilidad del diafragma, Interviniendo positivamente  en pacientes con enfermedad bronco- pulmonar obstructiva crónica.
  • Uno de los efectos más importantes de la cafeína a nivel de la musculatura esquelética es el de estimular los procesos de obtención de energía por medio del aumento de la secreción de catecolaminas, favoreciendo de esta manera la prolongación de ejercicios de mediana y alta intensidad  y de disminución del peso corporal, asociado a una mayor lipólisis, efecto que se aumenta al hacer ejercicio.

EFECTOS SOBRE EL SISTEMA RESPIRATORIO

 

  • ​​​​Estimula los centros respiratorios, vasomotores y vagales oponiéndose al efecto producido por los barbitúricos y otros depresores o sedantes en general, es por ello que se utiliza comúnmente para contrarrestar los efectos de la intoxicación alcohólica.
  • Provoca un aumento de la frecuencia y amplitud de los movimientos respiratorios. La cafeína también tiene una acción relajante sobre los bronquiolos. Puede ser útil en el caso de asma mejorando la disnea (dificultad para respirar) como consecuencia de la broncodilatación.​​​
  • Algunos autores han mencionado que puede inhibir la liberación de histamina inducida por antígenos, y puede tener efectos antiinflamatorios ya que existe evidencia de que atenúa las reacciones tardías del asma.

CAFEÍNA Y DIABETES

  • ​Hay evidencia científica que apunta al hecho q la alta ingesta de café disminuye la tolerancia a la glucosa y una disminución significativa del riesgo de padecer Diabetes Mellitus tipo 2. Además, algunos reportes muestran que las personas con riesgo de desarrollar DM2, que ingieren café, reducen ese riesgo respecto a las personas que no toman café. En conclusión, ha sido reportado como protector potencial contra el desarrollo de DM2. Estos reportes que describen el efecto benéfico de la ingesta de café se basan en estudios de asociación epidemiológica. Hay evidencia en el nivel molecular que apoya el efecto protector de la cafeína sobre la DM2.
  • Sin embargo, no hay evidencia de este efecto protector para DM2 en personas sanas.

CONCLUSIÓN Y RECOMENDACIONES

​Los efectos de la cafeína son dosis dependiente, por lo tanto, excepto en aquellos individuos con hipersensibilidad a las xantinas, una o 2 tacitas de café al día pueden tomarse con tranquilidad, sobre todo si necesitas espabilarte a alguna hora del día y concentrarte en tu actividad, recuerda que de lo bueno, poco. Disfruta del exquisito aroma del café sin abusar.