La nutrición para bebes de 3 a 6 meses, se conoce como ablactación, alimentación o complementaria. Una vez que la leche humana y/o fórmula infantil como fuente exclusiva de alimentación no es suficiente para cubrir las necesidades nutricionales de los lactantes, se hace necesaria la introducción de otros alimentos que complementen la lactancia asegurando un crecimiento y desarrollo óptimos.

La edad recomendada para iniciar la alimentación complementaria es el rango entre los 4 y 6 meses. Muchos autores recomiendan la edad de 6 meses.

A partir de los 6 meses de vida se incrementan las necesidades de energía lo que se manifiesta por cambios en el patrón de alimentación: el  niño pide comida más frecuentemente, se despierta de noche con hambre, no se satisface recibiendo lactancia materna 8-10 veces al día. El inicio de la alimentación complementaria depende de factores como la maduración del sistema nervioso central, la madurez gastrointestinal y renal.

Madurez del Sistema Nervioso Central

  • A la edad de 6 meses, el niño ha alcanzado el control de la cabeza y cuello.
  • Entre los 5 y 6 meses el niño será capaz de indicar su deseo por la comida, cuando abre su boca coordinando los movimientos ojos-cuerpo.
  • También es capaz de rechazarla, indicando desinterés o saciedad al voltear la cabeza atrás y a los lados.
  • A los 6 meses inicia la masticación coincidiendo con la capacidad de sentarse derecho.
  • Hasta los 6 meses está presente el reflejo de protrusión de la lengua (el niño empuja con la lengua hacia afuera cualquier alimento que se acerque a sus labios). Una vez  que desaparece este reflejo, el niño podrá recibir alimentos semisólidos con cucharilla y eso ocurre a partir del 6 to mes.

 

Madurez Gastrointestinal

​A partir del 4to mes se alcanza una óptima producción de enzimas digestivas  necesarias para procesar y utilizar los nutrientes presentes en los alimentos.​​

Así mismo, es a partir de 6to mes cuando la barrera intestinal ha alcanzado madurez suficiente para impedir el paso de sustancias que puedan contribuir a generar alergias.

 

Tips Prácticos para la Alimentación Complementaria

  • ​Ofrecer los nuevos alimentos con paciencia y constancia.
  • Introducir gradual de alimentos vigilando la tolerancia a éstos.
  • Mantener la lactancia materna como fuente de nutrientes o en su defecto la fórmula láctea.
  • Uso de la cucharilla de punta redonda, gruesa y de goma flexible que no lastime las encías.
  • Modificar progresivamente la consistencia de los alimentos pasando por licuados, puré o triturados, semisólidos y sólidos.
  • Iniciar con tubérculos y verduras licuados o en puré y usar la cucharilla. Nunca en biberón.
  • Iniciar cereales con arroz y maíz. Los cereales con gluten se introducirán posteriormente.
  • Los cereales pre cocidos se administrarán en papillas o atol.
  • Las frutas se suministrarán pisadas, en jugos y los cítricos o con alto contenido cítrico (naranja, limón, toronja, piña, fresa, parchita) se dejarán para introducción más tardía (luego de los 9 meses, incluso al año de vida). Considerar riesgo de alergia en niños con antecedentes.
  • Los vegetales u hortalizas (auyama, zanahoria, batata, etc.) a partir del 6 to mes. Remolacha y espinaca  luego del año.
  • Las carnes (aves y res) a partir del 6 to mes; Pescado y cochino luego del 9no mes (en caso de antecedentes de alergia retrasar su introducción luego del año).
  • Los vegetales u hortalizas (auyama, zanahoria, batata, etc.) a partir del 6 to mes. Remolacha y espinaca  luego del año.

 

 

  • Las carnes (aves y res) a partir del 6 to mes; Pescado y cochino luego del 9no mes (en caso de antecedentes de alergia retrasar su introducción luego del año).
  • ​El biberón debe sustituirse por el vaso a partir del año de edad o antes si el niño así lo desea y solo se debe usar para ofrecer la fórmula láctea en caso de que no la acepte en vaso.
  • Dar agua y jugos en vasos apropiados para lactantes de material irrompible, provistos de asas y de tamaño pequeño apropiado a las manos del niño.
  • A partir del año el niño es capaz de consumir alimentos sólidos por lo cual no es necesario licuarlos ni triturarlos; bastará con ofrecerlo en porciones pequeñas.
  • Hacia el año de edad el niño debe estar integrado a la mesa familiar, sentarse con los demás miembros de la familia.