Hemos explicado en que consiste la respuesta de estrés y como se produce, sin embargo, los fenómenos que ocurren en el cerebro antes de que se dispare la respuesta de “lucha/huida” pasan por varias etapas de las cuales no tenemos consciencia.

Desde la exposición a un agente estresor hasta que se inicie la respuesta de estrés, ocurre un proceso complejo que concluye con el MIEDO, 

El miedo se define como el proceso neurofisiológico que prepara el organismo para ejecutar una respuesta, innata o aprendida para enfrentar el peligro

En este capítulo explicaré los eventos neuro-biológicos que tienen lugar del Agente Estresor al MIEDO.

Etapa sensorial o Aferente

Toda la información proviene del exterior a través de los órganos de los sentidos, vista, oído, gusto, tacto y olfato.

El cerebro también recibe información de nuestro interior, por ejemplo, cómo esta nuestra temperatura corporal, si hace falta que tomemos agua, o tenemos hambre, o nos está faltando el oxígeno; mediante otros sensores internos.

La información en nuestro Sistema Nervioso, se transforma en señales eléctricas: encendido/ apagado, simple, binario, es un verdadero trabajo de cómputo.

Todas las señales que llegan continuamente al cerebro a través de diferentes vías que llamaremos aferentes, inician el procesamiento de la información para producir una acción, que llamaremos vía eferente.

Todas las vías sensoriales o aferentes, llegan al cerebro, en primer lugar a una estructura llamada Tálamo. 

Segunda Etapa: El Tálamo

El tálamo funciona como una subestación que distribuye la información entrante y, se retroalimenta de otras conexiones que permite reaccionar en forma refleja, antes incluso de que la corteza cerebral haya tenido tiempo de analizar la información.

Tercera Etapa: Retroalimentación.

Las conexiones neuronales entre diferentes estructuras del cerebro de los humanos que resulta en MIEDO, aun esta en investigación, muchos de los estudios se basan en modelos con animales utilizando estímulos no condicionados y condicionados.

En humanos se ha estudiado este circuito con imágenes, pero debido a la complejidad de las características psicológicas de cada uno de nosotros, ha sido una tarea difícil que aun está en proceso, de hecho, hay científicos que defienden la teoría que es imposible extrapolar los resultados de estudios en modelos con animales a humanos.

El siguiente esquema es una forma simplificada de los acontecimientos que se dan luego que la información aferente llega al Tálamo.

  • Amígdala: le dá el carácter emocional a la información.
  • corteza sensorial: discrimina la información para determinar si es una amenaza potencial y la regresa al Tálamo.
  • Hipocampo – Almacena la memoria en general, permite comparar el evento actual con experiencias previas.
  • Hipotálamo – vía de respuesta final eferente para regular las funciones automáticas.
  • Hipófisis – Junto con el hipotálamo regulan la homeostasis, respuesta autónoma y hormonal.
  • Sustancia gris periacueductal – vía eferente autonómica.

Amigdala

Llama la atención la amígdala un área muy pequeña ubicada junto al hipocampo, que se encarga de guardar memorias afectivas, es decir, aquellos recuerdos que nos hayan causado gran alegría, como una graduación y; otros recuerdos amenazantes, como pudiera ser la experiencia de una agresión.

Los recuerdos aquí almacenados, son especiales, porque al estar relacionados con las emociones, son marcados para no olvidarlos, Pero generan acciones instintivas, por eso también está asociada al comportamiento sexual, la ira y el apetito.

Resultado de la interacción entre las estructuras involucradas en el MIEDO

  1. La percepción de la amenaza o estimulo no condicionado o innato.
  2. La asociación de un estímulo no condicionado con una respuesta condicionada (aprendizaje y condicionamiento)
  3. La ejecución de los componentes eferentes de la respuesta del miedo: huida-lucha, paralización.
  4. La modulación de la respuesta de miedo bien sea la potenciación, la modulación contextual o la extinción.

Factores que influyen en el procesamiento de la respuesta de miedo

Psicológicos

El análisis cognitivo, la experiencia personal, los factores socio-culturales, ambientales y socio-culturales son parte de la información que continuamente procesa nuestro cerebro,

Esta información casi imperceptible, constituya una gran red de señales electricas que se transforma en:

Aprendizaje

Memoria

Pensamientos

Emociones

Así, va moldeando nuestra forma única y particular de ver y, experimentar el mundo que nos rodea

Ambientales

El contexto ambiental en el que se dá una respuesta de miedo generalizado es un parámetro crítico, porque un comportamiento que es adecuado (adaptativo) en un ambiente, puede ser inadecuado en otro.

  • Una respuesta de miedo exagerado puede paralizarte en lugar de buscar refugio o escapar.
  • Una respuesta de miedo continua, puede generar un trastorno de ansiedad con todos los problemas que esto acarrea. 

Genéticos

Todas las especies vienen dotadas con información innata respecto a cuales estímulos, de forma general, se debe temer (estímulos no condicionados).

Esta memoria es genética, de allí que un ciervo huye de un depredador y, los humanos le tememos a lo desconocido.

Hay enfermedades raras de origen genético que afectan la percepción del miedo.

Se ha reconocido cientificamente que, los trastornos de ansiedad (miedo contínuo) son familiares.

El Estresor Psicológico

El agente estresor no es tal hasta que se asocia con experiencia negativa, Estimulo condicionado.

 Los humanos, pueden sentir miedo a situaciones creadas totalmente por la imaginación, como lo es, por ejemplo, hecho de temer a la soledad.

¿Qué es la soledad?

¿Estar en una habitación solo? ¿O, implica una casa completa? ¿O, estar solo en una hacienda con caballos, pero sin otras personas? O, “sentirse solo, aunque estés rodeado de personas”

Para un niño quedarse solo esperando a sus padres, implica estar desprotegido e incapaz de satisfacer sus necesidades básicas; pero esto cambia cuando se hace adulto y se puede valer por sí mismo.

Y, aun así, un adulto puede temerle a la soledad, al punto de tener un trastorno de ansiedad por no encontrar pareja.

Como procesa cada situación en nuestro cerebro no solo es única, sino que cambia con el tiempo.

El aprendizaje se basa en la plasticidad, un concepto que merece un capítulo aparte y que permite también, re aprender.

Las fobias (miedos extremos a estímulos específicos), trastornos de pánico, síndromes de estrés post-traumático y los trastornos de ansiedad; son el resultado de una respuesta de miedo anormal.

La buena noticia es que son tratables, no solo farmacológicamente sino mediante técnicas psicológicas basadas en la capacidad de reaprender a interpretar las situaciones amenazantes y a responder adecuadamente.