El crecimiento y desarrollo va de la mano con una alimentación adecuada en cada etapa de la vida de los niños.  Así la variedad de alimentos, deben ser introducidos según su organismo vaya madurando, también van cambiando las rutinas diarias.

Cuando llega el momento de la escolarización, se hacen necesarios una serie de cambios en la rutina familiar que permita continuar con la nutrición adecuada, sobretodo tomando en cuenta, que cada vez este proceso comienza a edades más tempranas.

A partir de este momento, Los niños pasan la mayor parte del día en la escuela o colegio y es aquí donde consumen buena parte de las calorías diarias.

La lonchera se ha convertido en herramienta adaptativa importante para cubrir las necesidades energéticas de los niños durante las horas que pasan fuera de casa.

Requerimiento calórico

El requerimiento calórico de los niños y de la población general, debe distribuirse de forma fraccionada entre  5 y 6 comidas al día:

Desayuno 20 a 25%

Merienda: 5 a 10

Almuerzo: 30%

Merienda: 5 a 10 %

Cena: 25%

Merienda: 5 a 10 %

 

¿Que debe contener la lonchera?

La merienda es el aporte nutricional que necesita un niño durante un intervalo de tiempo, que transcurre entre el desayuno y el almuerzo y entre este y la cena para evitar el ayuno prolongado.

Es una recarga de energía y nutrientes, de vital importancia para el rendimiento físico e intelectual de los niños. “Las meriendas evitan en un futuro sufrir de sobre peso porque se está educando al niño a evitar tener ansiedad”, además, Tomar algo a media tarde supone una ventaja nutricional, ya que garantiza el mantenimiento de niveles constantes de glucosa en sangre y evita el consumo de las reservas propias del organismo.​

Lo ideal es que el niño desayune en casa antes de salir al colegio y lleve una merienda que debe consumir a media mañana. Sin embargo, en algunos casos cuando se trata de niños con poco apetito, pueden intercambiarse y realizar una merienda en casa y el desayuno completo a media mañana.

Lo importante es no omitir comidas ni el aporte calórico que esto implica.

 

¿Qué debe contener la lonchera del preescolar?

 

Principios básicos de la lonchera

 

  1. Debe ser nutritiva.
  2. Debe ser variada.
  3. Debe ser apetitosa y agradable.
  4. Debe ser de fácil preparación para la madre.
  5. Debe ser económica.
  6. Debe ser de fácil digestión.
  7. Debe ser inocua.
  8. Debe ser idónea.
  9. Debe respetar gustos y preferencias del niño
  10. Debe contener alimentos de fácil manipulación por el niño

Higiene De Los Alimentos

  1. Recordar siempre el aseo de las manos antes de la preparación y considerar el tipo de envase adecuado para la conservación de los alimentos de acuerdo al tiempo y temperatura a la que permanecerán almacenados antes de su consumo por el pre-escolar.
  2. Trate de ser creativo e incluir colorido para estimular el apetito del pequeño.
  3. Evite incluir alimentos viscosos, golosinas y otros dulces que contengan alto contenido de carbohidratos que son responsables de la obesidad infantil y la caries dental.

La Hidratación es importante en la lonchera del preescolar

  1. No olvide el agua! Mantener una hidratación óptima es importante para que el organismo de los niños realice sus funciones vitales.
  2. Para los mas exigentes, que no les agrada tomar agua, puede intentar agregando trozos de fruta y/o hierbas para agregarle sabor.